El estilo de vida actual, el tipo de comidas, la falta de actividad física condiciona un ambiente que aumenta la probabilidad de sobrepeso y obesidad en la edad infantil.

La calidad de los alimentos depende de factores económicos, sociales y culturales, pero partiendo de la base de que los alimentos son accesibles, debemos hacer elecciones saludables y no sólo satisfacer el gusto de nuestros hijos.

Alimentos que deben formar parte de la alimentación en la etapa infantil:

-alimentos frescos en lugar de precocinados
-alimentos de temporada y de proximidad
evitar grasas hidrogenadas o parcialmente hidrogenadas
-alimentos con cereales enteros, harinas integrales
-cereales de desayuno ricos en fibra y sin azúcares añadidos
carnes magras, pescados y legumbres frente a carnes rojas
-alimentos que contengan aceite de girasol o de oliva

 

dieta niños saludable

 

Los alimentos que a continuación se detallan están destinados a los niños pero NO SON SALUDABLES , por lo que no deben formar parte de su alimentación:

Cereales de desayuno: Tienen una media de contenido en azúcares del 40%. Si la ración “recomendada” al día de cereales son 30g, se tomarán sólo en el desayuno 10g -14g, sin contar el azúcar que se pueda añadir a la leche o el cacao soluble…

Cacao soluble (en polvo): El 75% de estos productos son azúcar, ni más ni menos.

Bollería: La recomendación es NO consumirla. Es preferible hacer un bizcocho casero, para tomar de vez en cuando y como desayuno o merienda, sobre todo si lo elaboramos con harinas integrales y los endulzamos mediante frutas o compotas. Las galletas en cualquiera de sus versiones también son bollería, muy calóricas y suelen llevar un alto porcentaje de grasas de origen vegetal pero de muy dudosa calidad (casi siempre aceite de palma), y por supuesto, una cantidad muy generosa de azúcar.

Zumos: Si se toma zumo natural, se elimina la fibra de la fruta, por lo que es mejor que los peques tomen las frutas a trocitos, y además de esta forma se sentirán más saciados.
Los zumos envasados suponen un problema de exceso de azúcares casi tan grave como el de los refrescos. Según un estudio realizado en el Reino Unido, donde se analizó el contenido de 203 bebidas infantiles de tres tipos: zumos de fruta 100% natural, bebidas basadas en alguna proporción de zumo y los llamados smoothies (batidos de fruta, que suelen incluir lácteos). El 42% de todas estas bebidas, que estaban etiquetadas para niños, contenían una cantidad de azúcares que iguala o supera la cantidad total que los niños de entre 4 y 6 años deben consumir a lo largo de un día. Y el 63% contenían la mitad de esa dosis.

Postres lácteos: natillas y flanes procesados, batidos de zumo y leche, copas de sabores, etc. Contienen gran cantidad de azúcares. Frecuencia recomendada, como los caramelos, muy ocasional.

Potitos (y otras papillas industriales): Son la comida rápida de los pequeños, ni degustan, ni saborean, ni aprenden a reconocer sus cualidades, ni se alimentan con comida de verdad. Sirven para poco más que para salir de un apuro.

En Soma trabajamos por y para la salud de los niños. Si tienes dudas sobre la alimentación de tu hijo, si no sabes qué comprar, o cómo elaborar sus comidas, no dudes en consultarnos.