MUSCULATURA GLÚTEA

Musculatura glútea
La zona glútea está formada por tres músculos: glúteo mayor, glúteo medio y glúteo menor.

MUSCULATURA GLUTEA

¿Dónde se localizan éstos músculos?
Estos músculos se localizan en la pelvis. El glúteo mayor se origina en el iliaco, sacro y cóccix, de allí va a insertarse al fémur.
El glúteo medio se origina en el hueso iliaco y se inserta en la cara externa del fémur.
El glúteo menor se origina en el hueso iliaco, de allí va a insertarse en el fémur y en la cápsula de la articulación de la cadera.
Anatómicamente, el glúteo menor es el músculo más profundo, por encima del mismo pero un poco más anterior encontramos el glúteo medio. Por último, más superficial encontramos el glúteo mayor.

¿Qué acciones realiza?
La función principal del glúteo mayor es la extensión de cadera, también interviene en los movimientos de torsión del sacro y en la rotación externa de cadera.
El glúteo medio es el principal estabilizador de la cadera, sobre todo en apoyo unipodal, impididiendo que la cadera se incline hacia el lado opuesto. También participar en la abducción (separación) de la pierna y en la rotación hacia externo o interno dependiendo de cuáles de sus fibras se contraigan.
El glúteo menor se encarga principalmente de la abducción de cadera (separar la pierna). También interviene en la estabilización de la pelvis.

¿Qué acciones pueden lesionarme éste músculo?
Glúteo mayor: una contracción rápida acompañada de un estiramiento del músculo (controlar una caída), actividad deportivas desequilibradas (estocadas repetidas hacia el mismo lado), acciones repetidas permanentes como gestos en el trabajo, subir escaleras o el estiramiento continuo de éste músculo (estar sentado mucho tiempo…) van a favorecer el espasmo de éste, generando puntos gatillos y produciendo dolor referido :

foto 29
También la inhibición del músculo podría generar la activación de estos puntos gatillos. Por ejemplo, cuando el psoas está espasmado (casi siempre que hay problemas de cadera), el glúteo mayor al ser quien realiza la acción contraria va a estar inhibido, reproduciendo el mismo dolor.
Glúteo medio: Estar mucho rato sentado perjudica el tono de éste músculo que, en esta posición mantiene a la vez fibras acortadas (anteriores) y fibras estiradas (posteriores). También acciones deportivas que exijan estabilización en apoyo unipodal (sobre todo si no estamos lo suficientemente entrenados) o una disfunción a nivel de L5 pueden espasmar éste músculo reproduciendo un dolor con éstas características:

glut_med

Es importante diferenciar este dolor de un dolor discal, pues como podemos observar en la imagen, existen problemas de ciatalgias debidos a un problema muscular y no de disco (en estos casos es preciso tratar la musculatura). Para ello, el fisioterapeuta realiza un diagnostico diferencial mediante unos test específicos en el que descarta lesiones neurales.
Otro factor a tener en cuenta, aunque sea una causa menos frecuente, es la relación entre músculos, vértebras y vísceras. La correspondencia del glúteo medio es la misma que para el útero: mujeres con problemas de dismenorreas pueden tener inhibición de éste músculo (junto con el glúteo mayor) pudiendo desencadenar ese mismo dolor.
Glúteo menor:
Además de posiciones prolongadas en estiramiento o gestos (deportivos o laborales) repetidos y desequilibrados, un músculo piramidal espasmado puede activar los puntos gatillos del glúteo menor. También una disfunción a nivel del sacro (S1) puede poner en disfunción éste músculo, dando un dolor referido a lo largo de este recorrido:

dolor referido

Como se aprecia en la imagen, el dolor provocado por éste musculo se puede confundir con una ciática. Realizando un test neurológico, podemos descartar una lesión del nervio ciático y tratar la musculatura que provoca el dolor.