Enhorabuena! Ya ha pasado el parto y ese primer mes en el que todo son dudas, emociones y alguna que otra noche regular….. Poco a poco empiezas a encontrarte mejor, a centrarte en tus nuevos horarios y a sumergirte en esta nueva experiencia que es ser mamá.

Conforme te vas recuperando del impacto del parto y te adaptas a la lactancia, si es que has decidido o puedes dar el pecho a tu bebé, te surgen diferentes dudas de cuándo puedes empezar a realizar algún tipo de actividad deportiva para volver a recuperar tu estado físico previo al embarazo.

Ponerse en forma tras el parto es importante, una vez pasada la cuarentena y después de una buena valoración realizada por tu matrona y un fisioterapeuta especializado en suelo pélvico, se puede empezar, pero no todo tipo de actividad es válido.

Es necesario realizar una actividad intermedia antes de pasar a las actividades que se realizaban antes del embarazo, ya que durante todos esos meses han ido ocurriendo grandes cambios en el cuerpo, y hay que respetar los tiempos empezando de una manera progresiva, controlada y adaptándose a las necesidades de cada mujer.

En Soma os proponemos diferentes caminos para esta recuperación:

Grupos de gimnasia postparto en grupos reducidos: que pretenden conseguir los siguientes objetivos:

  • Tonificar la musculatura perineal, previniendo la incontinencia urinaria, prolapsos, disfunciones sexuales…
    Recuperar la faja abdominal
  • Disminuir la tensión en el diafragma a través de la respiración y como consecuencia disminuir la presión abdominal
    Realizar una corrección postural, creando un equilibrio entre los músculos que se han modificado durante el embarazo, así disminuir los dolores.
  • Flexibilizar la columna vertebral.
  • Mejorar la circulación sanguínea.
  • Disminuir el estrés.

Todos estos objetivos se consiguen a través de la utilización de un conjunto de técnicas: gimnasia abdominal hipopresiva, streching global activo, estiramientos analíticos, ejercicios respiratorios, trabajo abdominal, ejercicios perineales, tonificación de la musculatura a través de diferentes implementos, toma de conscientcia corporal, trabajo de equilibrio y propiocepcion…

Pero hay mujeres que una vez realizada la valoración se observa que no pueden entrar directamente a un grupo de postparto, ya que tienen una patología determinada y no pueden hacer ejercicio en clases colectivas, para ello es necesario que realicen sesiones individuales en consulta. El trabajo, es individual con el fisioterapeuta, se trabaja a través de diferentes técnicas;

  • Terapia  manual;  para recuperar las estructuras que han sido modificadas durante el embarazo y el parto (abdomen, diafragma, pelvis, musculatura del periné…), evitar el estreñimiento , tratamiento de la cicatriz  (episiotomía o cesárea).
  • INDIBA; para las cicatrices, dolor, diástasis, contracturas musculares…
  • Biofeedback ; realización de diferentes ejercicios  para reeducar la musculatura perineal y así la propia paciente puede observar en la pantalla si lo está haciendo correctamente.
  • Electro estimulación;  para conseguir unos resultados más rápidos en la contracción de las fibras musculares del suelo pélvico.
  • Vendaje neuromuscular; Diástasis, estreñimiento, dolor

Pero, sobretodo es necesaria la implicación de la paciente  también en el domicilio para que reeducación sea completa y pueda empezar cuanto antes una vida normal.

Sara Oliván y Diana Moreu